Roncopatía en Bilbao

RONCOPATÍA CRÓNICA EN BILBAO

El ronquido es uno de los problemas más frecuentes por los que la población adulta acude a un especialista de sueño. Se trata de un trastorno especialmente molesto para el acompañante, ya que en rara ocasión el paciente es consciente o siente molestias por este problema.

Cuando hablamos de ronquido nos estamos refiriendo a una obstrucción parcial de la vía aérea que ocurre durante el sueño. Dependiendo del nivel de obstrucción hablaremos de RONCOPATÍA SIMPLE: cuando existe obstrucción parcial pero no completa, en la que permite el paso del aire que produce la vibración de las paredes faríngeas produciendo el característico sonido del ronquido.

SINDROME DE APNEA DEL SUEÑO: Cuando la obstrucción al paso del aire es completa, produciendo un descenso del nivel de oxígeno en sangre.

Conoce más de esta patología:
El ronquido se encuentra principalmente en varones adultos (40% frente al 20% en mujeres) lo que no quiere decir que los niños se encuentren exentos, dándose en aquellos con amígdalas o adenoides engrosados.

LOS RONCADORES SUELEN TENER EN COMÚN

El ronquido se encuentra principalmente en varones adultos (40% frente al 20% en mujeres) lo que no quiere decir que los niños se encuentren exentos, dándose en aquellos con amígdalas o adenoides engrosados.

Los roncópatas suelen tener una serie de características comunes, apareciendo frecuentemente:

  • Obstrucciones a nivel nasal: Inflamación de cornetes, desviación del tabique nasal o presencia de pólipos.
  • Obstrucciones a nivel de la Faringe: Engrosamiento de la campanilla, paladar blando, base de la lengua engrosada, adenoides, amígdalas u otras anomalías de la anatomía de la faringe que dificulten el paso del aire.
  • Obstrucciones a nivel Laringe: depósitos grasos en las paredes que reducen el espacio para el paso del aire, típico en las personas obesas.

PROPUESTAS PRÁCTICAS PARA TRATAR DE REDUCIR EL RONQUIDO

Todas estas características tienen en común la reducción del calibre de la vía aérea, produciendo una vibración intensa con el paso del aire durante el sueño, pudiendo darse este estrechamiento a diferentes niveles de la vía aérea.

  1. Evitar dormir en supino (boca arriba) para conseguir mantener una postura lateral durante la noche podemos usar un truco casero muy sencillo y eficaz: coser una bolsita de tela al pijama, con unas bolas de tenis dentro. En ocasiones simplemente con elevar el cabecero de la cama puede ser suficiente. (Unos 45º)
  2. Mantener un ambiente humidificado en la habitación donde dormimos, por ejemplo: por medio de un humidificador ambiental. Con ello evitaremos la sequedad que puede inflamar la mucosa de las vías aéreas.
  3. Asegurarnos de que no tenemos ningún tipo de alergia alimentaria o ambiental que nos pueda causar inflamación y estrechamiento en las vías aéreas.
  4. Fármacos como relajantes musculares o benzodiacepinas que se suelen recetar para el sueño, que por su acción en la musculatura de las vías respiratorias puede producir empeoramiento del ronquido o incluso de la Apnea del Sueño.
  5. Reducir el consumo de tabaco y alcohol, el primero irrita la mucosa de la vía aérea, y el segundo relaja la musculatura, produciendo en ambos casos un incremento del cuadro de ronquido.
  6. Dispositivos de avance mandibular: Férulas dentales colocadas en ambos maxilares, de forma que el maxilar superior obliga a avanzar al inferior, aumentando el espacio retrolingual para el paso del aire, indicado sólo en pacientes en los que esta maniobra aumenta el espacio de la vía aérea.
  7. Cirugía: principalmente recomendada cuando existe algún tipo de alteración anatómica que afecte al paso del aire y con ello al ronquido. Hay muchos tipos de cirugías, cada vez menos invasivas, con rápida recuperación.