24/07/2013

24 julio 2013

Fisiopatología del Síndrome de Piernas Inquietas: Afectación medular.

Alternativamente, se ha propuesto la existencia de una disfunción de otras vías dependientes, del sistema dopaminérgico, como es el caso de las vías diencefaloespinales. Es posible que la médula espinal se encuentro involucrada de manera parcial en la fisiopatologñia del SPI, como por ejemplo en la generación de Movimientos Periódicos de Piernas (PLMs).

Así, en sujetos que han sufrido lesiones y trastornos medulares se observan con frecuencia PLMs (no acompañados de síntomas sensoriales como en el SPI). Por otro lado, se han observado síntomas de SPI de manera transitoria durante la anestesia espinal. En base a ello, se ha sugerido que los PLMs surgirían por una pérdida de la inhibición supraespinal, facilitando los reflejos flexores medulares. Sin embargo, el tratamiento de los PLMs, surgidos tras lesión medular, con L-DOPA produce solamente una leve mejoría, especialmente si se compara con la marcada mejoría que se observa cuando el mismo tratamiento se realiza en los PLMs surgidos en el marco de SPI.

Además, la existencia de diferencias en la tipología de los PLMS, así como en su regulación circadiana y durante el sueño, sugiere que los mecanismos de los PLMS en SPI y en los que se observan tras las lesiones medulares difieren entre sí. Por ello, es probable que en el SPI intervengan adicionalmente mecanismos de regulación supraespinal.

Comments

One thought on “24/07/2013

  1. Teresa

    ¡Bienvenido de nuevo al SPI! Las informaciones sobre el sueño y la alimentación son muy interesantes, pero las noticias sobre el SPI, para nosotros ocupan la primera fila. Gracias por su información.

Comments are closed.