22/03/2012

22 marzo 2012

¿SE ENCUENTRA AUMENTADO EL RIESGO CARDIOVASCULAR EN EL SÍNDROME DE PIERNAS INQUIETAS (EWE)?
Seguimos comentando las consecuencias sobre la salud de padecer de SPI moderado-severo, y no tratarlo.
Hasta la fecha, se han realizado en todo el mundo 15 estudios de tamaño suficiente que comparan la incidencia de SPI/EWE en pacientes con enfermedad cardiovascular y sin ella. En todos ellos, los dos grupos que se comparan son equiparables en cuanto a la presencia de otros factores que inciden sobre estas enfermedades, como pueden ser el índice de masa corporal, distribución de género, consumo de tabaco, etc. En los seis estudios que utilizaron metodologías más minuciosas, la prevalencia de SPI/EWE en los pacientes con enfermedad cardiovascular es por término medio tres veces superior a la de aquellos que no tienen enfermedad cardiaca. Si lo miramos al revés (incidencia de enfermedad cardiovascular en pacientes con EWE frente a aquellos que no tienen EWE), también nos encontramos con un aumento de la prevalencia. Todo ello indica que el EWE está fuertemente relacionado con la enfermedad cardiovascular. Si se tiene EWE, el riesgo de sufrir de cardiopatía es 2-2.5 veces superior que cuándo no se padece. Además, cuánto más severo es el EWE, mayor probabilidad de acabar padeciendo en algún momento de enfermedad del corazón.

Lo mismo se puede decir en relación a la hipertensión arterial, aunque la relación es algo más débil. ¿Quiere esto decir que el EWE causa ambas enfemrmedades (hipertensión y cardiopatias)? No necesariamente. En estos momentos no disponemos aún de estudios de seguimiento, que son los que permitirían hablar de causalidad. Estos datos simplemente confirman que ambas enfermedades se encuentran asociadas, pero la relación podría ser de diverso tipo: Por un lado, es perfectamente posible que el EWE predisponga a largo plazo a padecer problemas de corazón. Por otro, es tambien posible que aquellos que ya padecen de problemas de corazón, por algún motivo acaben padeciendo además de EWE. Y por último, que exista algún factor común que predisponga tanto a las cardiopatías y al EWE. Nuevamente, sin estudios de seguimiento no podemos decir cuál de estas posibilidades es la cierta, pero en cualquier caso la relación entre ambas enfermedades es clara y es robusta. Personalmente, me inclino por la primera opcíón (el EWE causa la cardiopatía), pero de momento no es más que una opinión. ¿Por qué? Porque es sabido que tanto la falta de sueño que se produce en el EWE, como la presencia de PLMs (movimientos en las piernas), son factores que predisponen a las cardiopatías.

Y bien, si esta relación es cierta, ¿podemos hacer algo para remediarlo? Lo cuento mañana.

Comments

One thought on “22/03/2012

Comments are closed.