20/09/2013

20 septiembre 2013

Tabaco:  ¿Excitante o sedante?.

Los fumadores suelen defender las propiedades sedantes del tabaco. “ A mí el tabaco me relaja y me ayuda a dormir”, aseguran muchos con firmeza pero la evidencia científica demuestra que, con frecuencia, dónde hay tabaco hay insomnio.
 
La nicotina es, desde un punto de vista farmacológico, un estimulante, igual que la cafeína.  En consecuencia, la nicotina puede retrasar la conciliación del sueño. Si, cuando no se puede dormir, enciende un cigarrillo: modifique este hábito.  En su lugar, para relajarse abra un libro. Además de entretenerse, tendrá  el beneficio añadido de evitar el peligro de incendio, al no correr el riesgo de poder dormirse con un cigarrillo encendido.
  
Numerosos estudios han podido demostrar que el tabaco puede causar alteraciones del sueño.  Además, el insomnio es uno de los síntomas más frecuentes entre fumadores.  La nicotina aumenta la tensión arterial, acelera la frecuencia cardiaca, y estimula la actividad cerebral.  Por otro lado, los fumadores tienden a despertarse a media noche, ya que su organismo experimenta síntomas de abstinencia al tabaco.  Por eso, cuando sentimos que el tabaco nos relaja, lo que estamos haciendo es tratar el síndrome de abstinencia con “lana de la misma oveja”.

En los próximos días seguiremos hablando de este tema.