20/08/2014

21 agosto 2014

Sonambulismo en los niños.

En los niños aparece igualmente durante el sueño profundo (Fase III y IV). El niño se levanta de la cama y realiza actividades sencillas aprendidas durante el día, se lava las manos, se sienta en su silla… y seguidamente vuelve a la cama. Cuánto más mayor sea, más difícil resulta guiarle hacia la cama y mayor es su tendencia a seguir su propio camino. A veces, acabará durmiendo en una habitación distinta a la suya.
No debemos intentar despertarle puesto que sólo conseguiremos crear una situación de extrañeza, ya que no entienden por qué se les despierta. Generalmente es fácil reconducirles a la cama, sin que se despierten.