19/08/2014

19 agosto 2014

Sonambulismo.

Es un trastorno que ocurre generalmente en el primer tercio de la noche (Fases III y IV), provocando despertares,  en los que la persona puede realizar acciones sencillas (sentarse en la cama), o más elaboradas (ir a otro cuarto de la casa, esconderse, intentar abrir la puerta de la calle…). No responde ante estímulos externos y presenta dificultad para despertarse ante los intentos de los demás. No debemos despertar al sonámbulo, únicamente acompañarlo a la cama. Si se despiertan se encontrarán confundidos, pero sin mostrar alteración cognitiva o conductual. Al día siguiente no recuerdan el episodio. Al igual que el resto de las parasomnias es frecuente en la infancia y tiende a desaparecer en la adolescencia, aunque puede observarse en adultos entre 18 a 35 años. No se encuentran diferencias respecto al sexo.