18/09/2012

18 septiembre 2012

El sueño y el ciclo menstrual.


Del 16 al 25% de las mujeres experimentan en alguna medida cansancio, somnolencia y dificultades de concentración durante los días premenstruales. Esta cifra se eleva al 32% durante la misma menstruación. Por otro lado, durante los días premenstruales la mayoría de las féminas suelen notar más dificultad para conciliar el sueño, mayor número de despertares y una pérdida en la calidad del sueño. Los estudios de sueño han podido demostrar que durante estos días se produce una disminución de sueño REM y de los ensueños. Estos cambios parecen deberse a que durante el periodo del ciclo menstrual que va desde la ovulación hasta la menstruación (aproximadamente entre el día 14 y el día 28 del ciclo), es decir durante la fase lútea, se produce un aumento de secreción de la hormona progesterona, la cual produce a su vez un aumento diurno y nocturno de temperatura corporal. La hormona progesterona produciría una fragmentación del sueño nocturno tanto por efecto directo sobre los centros cerebrales de regulación del sueño como por el efecto indirecto a través del aumento de temperatura corporal nocturna.