18/08/2012

18 agosto 2012

¿Qué
hacer ante el Jet Lag?


He aquí algunos consejos prácticos para que el Jet Lag le afecte en menor
medida:

·Antes de salir de viaje, desde su lugar de origen, ajuste su horario de sueño
al del lugar de destino. Por ejemplo, si vuela de Europa a América, intente
irse más tarde a la cama durante los tres o cuatro días anteriores. Cada día
intente retrasar más el horario, de manera que antes de su partida este
realizando un horario que diste tres horas o menos del americano. Si vuela de
América a Europa, deberá adelantar el horario. Si no puede acostarse tan
pronto, intente al menos levantarse a una hora cada vez más temprana. Asimismo,
realice sus comidas a una hora cercana a la del lugar de destino.

·Si va a tener una reunión importante, procure llegar al lugar de destino
varios días antes. Si resulta imprescindible celebrar esa reunión durante los
primeros dos días, trate que, al menos, tenga lugar a las horas en las que
previsiblemente usted va a estar más despierto. ¿Cómo calcularlo? Piense
primero a qué hora está usted más en forma en su lugar de origen. A esa hora,
añádele usted la diferencia horaria si ha volado del Este al Oeste, y réstele
la diferencia horaria si el vuelo ha sido en al dirección contraria.

·En el avión, intente beber abundantes líquidos con el fin de prevenir la
deshidratación resultante de la baja humedad reinante en el avión. La
deshidratación parece dificultar el ajuste de los ritmos circadianos.

·Evite fumar o beber demasiado alcohol o cafeína en el avión.

·Una vez en el punto de destino adapte sus horarios inmediatamente. No se
acueste solo porque está cansado, espere a que llegue la hora apropiada para el
nuevo lugar.

·Salga a la calle y camine. Permita que le dé la luz del sol y haga ejercicio.
Repítalo los dos o tres primeros días. La exposición al sol a primera hora de
la mañana (6 a 9) es útil si quiere poder despertarse antes, mientras que si se
expone a última hora de la tarde lo que conseguirá es poder tener sueño más
tarde y alargar así el día.

·Si cruza usted más de 6 zonas horarias evite la luz del sol por la mañana, si
ha viajado hacia el Este y al atardecer si ha viajado hacia el Oeste. En ambos
casos, en cambio, deberá exponerse al sol al mediodía.

·Varios estudios han mostrado que la toma de melatonina puede ser útil para
prevenir o disminuir los efectos del Jet-Lag. Sin embargo, este medicamento no
se encuentra disponible en la Unión Europea. Para los países que está
disponible un régimen recomendado es: Si volamos hacia el Oeste, deberemos
tomar melatonina entre la 0100 y las 1300 (hora del punto de origen). Si
volamos hacia el Este, la toma deberá ser entre las 1300 y la 0100 (hora del
punto de origen). Si queremos evitar la somnolencia diurna la dosis recomendada
es de 0.025-0.25 mg, aunque conviene repetir esta misma dosis tres o cuatro
veces cada 2-3 horas. El tratamiento es más efectivo si se inicia tres días
antes de partir, y se continúa durante los tres posteriores a llegar al lugar
de destino.

Más información en www.iis.es