12/03/2014

13 marzo 2014

Problemas psicosomáticos que se pueden tratar con biofeedback.

“La mejor arma contra el estrés es nuestra capacidad de elección entre un pensamiento y otro.” William James.
Los aparatos de biofeedback han sido utilizado con éxito en innumerables problemas, pero sin duda unos de los ámbitos que más se ha beneficiado de su uso es el de los problemas de ansiedad y el de los trastornos del sueño. El motivo es porque las señales fisiológicas que se alteran en los momentos de ansiedad y estrés son fácilmente medibles y modificables por medio de equipos de biofeedback sencillos y no invasivos
Algunos momentos de estrés son inevitables en la vida, pero si esos momentos de estrés se prolongan y cronifican en el tiempo acabarán provocándonos enfermedades. El motivo es que nuestro organismo responde ante los estresores en tres etapas :

La Primera etapa es de alarma, el cuerpo reconoce el estrés y se prepara para la acción, ya sea de ataque o de huída. Las glándulas endocrinas liberan hormonas que aumentan los latidos del corazón y el ritmo respiratorio, elevan el nivel de azúcar en la sangre, incrementan la transpiración, dilatan las pupilas y hacen mas lenta la digestión.

En la Segunda etapa de resistencia, el cuerpo repara cualquier daño causado por la reacción de alarma. Sin embargo si el estrés continúa el cuerpo permanece alerta y no puede reparar los daños.

La Tercera etapa de agotamiento, puede producir como consecuencia una alteración producida por el estrés porque la exposición prolongada al estrés agota las reservas de energía del cuerpo y puede llevar a enfermedades y en situaciones muy extremas a la muerte.

A las enfermedades causadas o agravadas por el estrés psicológico les llamamos trastornos psicosomáticos y generalmente afectan al sistema nervioso autónomo, que controla los órganos internos del cuerpo. Ciertos tipos de jaqueca, dolores musculares, problemas gastrointestinales como la ulcera de estomago, alteraciones dermatológicas, la hipertensión y el insomnio, son ejemplos de alteraciones relacionadas con el estrés que se pueden tratar con biofeedback.