12/01/12

13 enero 2012

Trastorno del Control de los Impulsos

     Es conocido desde hace tiempo que el tratamiento con fármacos dopaminérgicos produce en aquellos pacientes que lo toman un incremento de la conducta impulsiva, que puede manifestarse en forma de ataques de bulimia, hipersexualidad, ludopatía, compras compulsivas, etc…        Lógicamente este tipo de conductas se manifiestan con mayor facilidad en aquellos pacientes que ya previamente mostraban una predisposición, aunque también, y este tema es quizá de particular interés, lo muestran pacientes que nunca anteriormente habían presentado este tipo de síntomas. Estos trastornos, genéricamente llamados Trastornos del Control de los Impulsos (TCI), se producen con mayor frecuencia en pacientes que toman medicación dopaminérgica para tratar la enfermedad de Parkinson, y esto bien podría deberse a que en este tipo de patología la dosis necesaria suele ser mayor.
     Un estudio reciente realizado en la Universidad de Zurich (Suiza) evaluó en un grupo de 28 pacientes que se encontraban bajo tratamiento con Rotigotina para el Síndrome de Piernas Inquietas la posible presencia de TCI. Antes de iniciar dicho tratamiento ninguno de los pacientes padecía de dicha alteración de la conducta. Sin embargo tras varios años de tratamiento con dicha medicación, el 21 % de los pacientes presentaba algún tipo de alteración del tipo de las arriba mencionadas. Lo interesante del caso es que se produce en personas que previamente no habían mostrado ninguna inclinación hacia este tipo de conductas y que incluso puede manifestarse cuando la dosis del fármaco son bajas, como suele ser el caso de los pacientes con Síndrome de Piernas Inquietas.
Schreglmann SR, Gantenbein AR, Eisele G, Baumann CR:  Transdermalrotigotine causes impulse control disorders in patientswithrestlesslegssyndrome.  ParkinsonismRelatDisord. 2011 Oct 24. [Epubahead of print]