09/04/2012

9 abril 2012

Embarazo y Síndrome de Piernas Inquietas

Se acaba de publicar un nuevo estudio sobre el Síndrome de Piernas Inquietas y embarazo. Básicamente, se realizó un seguimiento a 500 mujeres suecas durante el embarazo y hasta tres años despues. El 17% de las mujeres tenían síntomas de SPI durante el primer trimestre. Durante el segundo, el porcentaje subía ya al 27% y, durante el tercer trimestre, llegó a afectar a casi un tercio de la muestra. No existía relacion entre la probabilidad de tener SPI/EWE y la anemia, el número de embarazos previos o el grado de obesidad. Quizá lo más importante: tres años despues del parto, el 31% de las mujeres todavía tenían síntomas. ¿Qué quiere decir todo esto? El SPI es frecuente durante el embarazo y, afortunadamente para la mayor parte de las mujeres, suele desaparecer durante el primer mes tras el parto. Sin embargo, en una de cada tres mujeres, el SPI comenzará en el embarazo pero después continuará durante toda la vida.

Para aquellas que tienen síntomas intensos durante el embarazo, no está muy claro cuál es el tratamiento más adecuado. Benzodiacepinas, opiáceos,.. no existe demasiada evidencias. Precisamente por este motivo, el Grupo Internacional de Expertos del Síndrome de Piernas Inquietas (en inglés, IRLSSG), que desde hace unos meses presido, ha creado un gupo de trabajo específico, formado fundamentalmente por expertos norteamericanos, para estudiar posibles recomendaciones. Espero poder contarlas aquí a finales de año.