08/12/2012

8 diciembre 2012

Edad y ritmo del sueño.
 
Las personas mayores tienen un ritmo de sueño algo diferente al de los jóvenes. Mientras que el sueño de estos últimos se caracteriza por un único periodo nocturno con pocas o ningún despertar y, con excepción del periodo de después de comer, nula somnolencia durante el día. En las personas mayores, el sueño se presenta a una hora más temprana por la noche, es interrumpido por múltiples despertares, y se despiertan de maneradefinitiva también antes (en ocasiones, de madrugada). Además, durante el día los mayores tienen somnolencia y es frecuente que duerman voluntaria o involuntariamente una o varias siestas. En definitiva, en las personas mayores el sueño nocturno está interrumpido por múltiples despertares y la vigilia diurna lo está por somnolencia y siestas.
 
Se ha discutido mucho cual podría ser la causa de esta anomalía en el ritmo del sueño y la vigilia y, desde luego, no debe demenospreciarse la importancia de factores externos al cerebro tales como los relacionados con la vida diaria en las residencias de personas mayores, la presencia de enfermedades que alteran el sueño, el efecto de los medicamentos, así como otros factores de tipo psico-social que puedan también influir (soledad, depresión etc.). No obstante, la experimentación animal parece mostrar que con la edad se producen cambios intrínsecos en las estructuras cerebrales que controlan el ritmo del sueño. Todo ello contribuye a crear la impresión de que con los años tendemos a dormir menos, lo que no es tan cierto si contabilizamos todo lo que dormimos a lo largo de las 24 horas. Es decir, dormimos menos por la noche y frecuentemente fuera de la cama y dormimos más durante el día fuera de las horas habituales.