04/01/13

4 enero 2013

El empleo de somníferos en las personas mayores

Las personas mayores son más proclives a ser tratadas con somníferos. Así, el consumo de medicación hipnótica y tranquilizante en los mayores de 60 años es un 66% que en los de 40-59 años. Su utilización para el insomnio de corta duración puede ser aceptada. Sin embargo, en algunas personas existe a largo plazo un riesgo de desarrollar tolerancia farmacológica, es decir, necesitar dosis cada vez más alta para conseguir el mismo efecto. Por otro lado, algunos medicamentos de acción más larga pueden producir una sedación durante el día con sensación de cansancio y disminución de las facultades intelectuales.
En las personas mayores, la absorción de los medicamentos en el intestino es más lenta, al igual que su metabolismo y eliminación, lo que, si la dosis no esadecuada, puede dar lugar a una acumulación del medicamento en el organismo (se administra una nueva dosis cuando la anterior aún no ha sido eliminada) conaumento de la toxicidad. Por todo ello, la utilización sin control médico suficiente de estos medicamentos puede ser peligrosa.