03/04/2013

3 abril 2013

Plan de tratamiento para el insomnio infantil (las noches siguientes):
 
El tratamiento de las noches siguientes se realizará de manera análoga al de las dos primeras.
·        La mejoría suele verse generalmente a partir de la tercera noche.  Los despertares nocturnos suelen ser más cortos, el llanto sonoro suele ser reemplazado por llanto suave y comienza a producirse una vuelta al sueño sin necesidad de intervención paterna.
·        Los siguientes días seguirán produciéndose los despertares nocturnos, pero no van acompañados de lloros.  El niño ha aprendido a quedarse dormido por sí sólo sin la ayuda de sus padres.   

Es aconsejable que a lo largo del tratamiento los padres cumplimenten un diario de sueño con el fin de documentar el avance.  Éste servirá tanto a los padres como al médico para supervisar el proceso.  Una vez haya aprendido el niño a dormirse sólo, continuará haciéndolo en el futuro.  No obstante, es posible que se produzcan ligeras alteraciones en épocas en las que el horario habitual se vea alterado como en las vacaciones, cumpleaños, etc.  La persistencia de estas recaídas dependerá de la forma en que respondan los padres:  Si la respuesta se produce de acuerdo al plan enunciado, las recaídas se resolverán solas y el niño continuará durmiendo bien.